IMC
Índice de masa corporal:

El índice de masa corporal (IMC) es un número que se calcula con base en el peso y la estatura de la persona. Para la mayoría de las personas, el IMC es un indicador confiable y se usa para identificar las categorías de peso que pueden llevar a problemas de salud.

IMC

RESULTADO:
Delgado

Un índice de masa corporal bajo puede indicar que tu peso puede ser demasiado bajo. Debes de consultar a tu médico para determinar si debes aumentar de peso. Una masa corporal baja puede disminuir el sistema inmunológico, lo que podría conducir a enfermedades, tales como la desaparición del periodo menstrual (mujeres), la pérdida de hueso, la desnutrición y otras enfermedades. Cuanto menor sea tu índice de masa corporal mayor se hacen estos riesgos.

La mejor manera de añadir peso es aumentar el consumo de carbohidratos complejos (carbohidratos). Son básicamente los alimentos en forma integral, como pan integral, avena, muesli y arroz integral. Sin olvidarnos de las legumbres y frutas.

Para aumentar de peso, tendrás que consumir más calorías pero también hay que incluir actividad física y ejercicios de forma regular con el fin de evitar aumentar de peso en forma de grasa. Y, como ya hemos dicho, esas calorías adicionales deben provenir principalmente de los hidratos de carbono.

Para empezar, establece un objetivo de peso realista para ti mismo. Hacer de la buena nutrición tu prioridad. Mejor ir aumentando de peso de forma lenta pero constante. Esto ayudará a asegurar que tu aumento de peso es en forma de masa corporal y no de grasas excesivas. No trates de ganar más de medio kilo a la semana.

Algunos consejos:

  • Beba 6-8 vasos de agua al día.
  • Comer pequeñas raciones pero de forma frecuente
  • Come mucha fruta y verdura cruda (verduras de hoja verde son ideales)
  • No tomar alcohol, refrescos, ...
  • No comer alimentos procesados, azúcar blanco..
  • Evitar las grasas y la carne roja.
  • Reducir el consumo de productos lácteos.
  • No fumar.

Normal

Las personas cuyo IMC esta entre 18.5 y 24.9 poseen un peso ideal, asociado con una vida más larga, menor enfermedades graves, así como ser percibido como mas atractivas físicamente.

Sobrepeso

Las personas con sobrepeso pueden reducir su peso mediante dieta y ejercicio. Si tu IMC es entre 25 y 29,99 el riesgo de tener problemas de salud se hace más alto, sobre todo enfermedades de presión arterial, diabetes y del corazón.

El peso del cuerpo es controlado por el número de calorías que se consumen y la cantidad de calorías que se queman cada día. Así que, si consumes menos calorías de las que quemas, perderás peso. Lo puedes hacer por ser más activo físicamente o por comer menos.

Aquí hay algunos cambios muy simples que puedes empezar a hacer para mejorar en gran medida tus posibilidades de éxito en la pérdida de peso:

  • Eliminar la carne roja te puede ser de gran ayuda. Sustituirla por pescado y pollo.
  • Eliminar los alimentos fritos: Cocina al vapor, a la plancha o al grill.
  • Comienza tu comida con una sopa o una ensalada para frenar el hambre, a su vez te ayudará a mantener el tamaños de las porciones bajo control.
  • Detener el consumo de bebidas azucaradas.
  • Beba agua (ocho vasos al día)

Obeso

Las personas con un IMC de 30 a 35 se encuentran en una condición física no saludable, lo que les pone en riesgo a contraer enfermedades graves, como enfermedades del corazón, diabetes, presión arterial alta, enfermedad de la vesícula biliar y algunos tipos de cáncer. Esto es especialmente cierto si se tiene una cintura más grande de lo recomendado. Estas personas pueden bajar de peso en gran medida mediante la modificación de su estilo de vida. Lo ideal es ver al médico y considerar la reducción de peso en un 5 a 10 por ciento. Esta reducción de peso se traducirá en mejoras considerables de salud.

Si tienes un IMC entre 35 a 40 el riesgo de problemas de salud relacionados con el peso, es grave. Consulte al médico y reducir el peso a un IMC más bajo.

El método de tratamiento depende de tu nivel de obesidad, condición de salud general, y la motivación para bajar de peso.
El tratamiento incluye una combinación de dieta, ejercicio, modificación de la conducta, y a veces pastillas para ayudar a en la pérdida de peso. En algunos casos de obesidad severa, se puede recomendar la cirugía gastrointestinal.

Si tiene sobrepeso, perder tan solo 7 a 10 por ciento de tu peso corporal puede mejorar muchos de los problemas relacionados con el sobrepeso, como la presión arterial alta y la diabetes.

La pérdida de peso lenta y constante de no más de 1Kg por semana es la forma más segura de perder peso. Una pérdida de peso demasiado rápida puede provocar la pérdida de músculo en lugar de grasa. También aumenta tus probabilidades de desarrollar otros problemas, tales como las deficiencias de nutrientes. Hacer cambios a largo plazo en tus hábitos alimenticios y de actividad física es la única manera de perder peso y mantenerse en forma.

Ya sea que estás tratando de perder peso o mantener tu peso, debes mejorar tus hábitos alimenticios. Comer una comida variada, especialmente la pasta, el arroz, el pan integral y otros alimentos de grano entero. Reducir la grasa de su ingesta. También debes comer muchas frutas y verduras.

Hacer actividad física como parte de tu vida diaria es una forma importante de ayudar a controlar tu peso. Trata de hacer al menos 30 minutos de actividad física al día casi todos los días de la semana. La actividad no tiene que ser hecha a la vez. Se puede hacer en etapas: 10 minutos y luego 20 minutos

Obesidad mórbida

Con un IMC de más de 40 hay un altísimo riesgo de enfermedades relacionadas con el peso y la muerte prematura. Por el bien de tu salud, es muy importante ver a tu médico y obtener ayuda de especialistas.

El método de tratamiento depende de tu nivel de obesidad, condición de salud general, y la motivación para bajar de peso.

El tratamiento incluye una combinación de dieta, ejercicio, modificación de la conducta, y a veces pastillas para ayudar a en la pérdida de peso. En algunos casos de obesidad severa, se puede recomendar la cirugía gastrointestinal.

Si tiene sobrepeso, perder tan solo 7 a 10 por ciento de tu peso corporal puede mejorar muchos de los problemas relacionados con el sobrepeso, como la presión arterial alta y la diabetes.

La pérdida de peso lenta y constante de no más de 1Kg por semana es la forma más segura de perder peso. Una pérdida de peso demasiado rápida puede provocar la pérdida de músculo en lugar de grasa. También aumenta tus probabilidades de desarrollar otros problemas, tales como las deficiencias de nutrientes. Hacer cambios a largo plazo en tus hábitos alimenticios y de actividad física es la única manera de perder peso y mantenerse en forma.

Ya sea que estás tratando de perder peso o mantener tu peso, debes mejorar tus hábitos alimenticios. Comer una comida variada, especialmente la pasta, el arroz, el pan integral y otros alimentos de grano entero. Reducir la grasa de su ingesta. También debes comer muchas frutas y verduras.

Hacer actividad física como parte de tu vida diaria es una forma importante de ayudar a controlar tu peso. Trata de hacer al menos 30 minutos de actividad física al día casi todos los días de la semana. La actividad no tiene que ser hecha a la vez. Se puede hacer en etapas: 10 minutos y luego 20 minutos

por favor diligencia los campos correctamente